La pérdida de dientes provoca grandes problemas que no solo afectan a la masticación, sino también a la aparición de espacios (diastemas) entre los demás dientes, hace que se inclinen los dientes adyacentes al perdido, que el antagonista se descuelgue (si es superior) o que tienda a crecer (si es inferior), haciendo que el espacio del diente ausente se invada por el resto, produciendo un colapso en la oclusión y haciendo que los demás dientes tengan que soportar cargas excesivas.

Protesis fija sobre dientes


Coronas o fundas

Están indicadas en casos en los que los dientes han sufrido grandes destrucciones, caries, fracturas, dientes con endodoncias, etc.

Puentes sobre dientes

Los puentes sobre dientes los hemos utilizado durante mucho años para reemplazar una o varias piezas perdidas. Sin embargo, hoy en día, los implantes dentales también reponen dientes perdidos con el beneficio de que no tenemos que tallar dientes adyacentes.

Prótesis Removible


Prótesis completa removible convencional

Estas prótesis nos permiten reponer la falta completa de dientes en maxilar o mandíbula. Son prótesis de acrilico que se adaptan al reborde residual del paciente. En ocasiones, en pacientes edéntulos de largo periodo de tiempo, puede existir un déficit de soporte debido a la gran reabsorción ósea. 

Prótesis parcial removible

Son aquellas que el paciente las puede retirar de la boca. Son una opción terapéutica mas siempre y cuando los dientes remanentes estén en buen estado.

Existen dos tipos las que tienen una base metálica o las que son totalmente de resina.

Prótesis Fija sobre Implantes